lunes, 20 de febrero de 2012

Diario de una tarada. Capítulo 23.

Querido blog (dos puntos y aparte
Te escribo (bueno,más bien te estoy dictando telepáticamente) desde el limbo...
No,desde ese no...espera que me concentre y te enseño cual...ommmmm...desde este:
¿Bonito,eh? Pero muy aburrido,aquí arriba hay poca cosa que hacer: nos meamos en los aviones, le soltamos piedrecitas a los satélites...¡Espera, que no te lo he dicho!
 ¡Me he muerto!

Empecemos desde el principio:
Estaba en la cárcel debido al poco sentido de la moda que tienen los integrantes de las fuerzas armadas. Allí pasaba el rato haciendo encaje de bolillos, aprendiendo a hacer tatuajes con un compás y la tinta del boli, lo normal...hasta que un día me resbalé en la ducha y tuve que ir a darme contra un grifo. Estoy maquinando como se les puede demandar desde aquí, porque a quien se le ocurre hacer ese pavimento tan deslizante para los tacones de aguja.
El caso, es que cuando desperté tenía una luz muy potente enfocándome a los ojos y aunque en principio pensé que eran los del FBI, que me estaban interrogando por aquellas películas que me descargué, resultó ser el resplandor celestial de los angelitos.
Lo que deben pagar de luz al mes...

Allí todo el mundo se pasea con una vaporosa túnica blanca y descalzos...que sí, vale que las nubes son muy blanditas, pero todo el mundo sabe que con unos taconazos la túnica estiliza. 
¡En ese momento entendí porque estaba allí arriba!
Entre clase y clase de arpa, les daba consejillos a los angelillos para tener los bucles más definidos, les enseñaba truquitos caseros para que les brillaran mas las plumas de las alas, les hablaba de mis múltiples negocios en la tierra...

 ¡Me reencontré con Rogelia!

Tendrías que haber visto lo bonito que fue, ella corría con los brazos abiertos y la sonrisa de oreja a oreja que le había dejado mi botox casero...y a su lado trotaba mi primera cabra del Himalaya...¡unos lloros las tres abrazadas!

Rogelia que siempre ha sido buena gente, me perdonó, dice que en el cielo no tenía que fregar los platos y por fin se podía pintar las uñas con esmaltes pitufos (menos las de los pies, aquellos Garra rufa transgénicos...no los volveré a comprar...) La cabra solo me decía: beeeeeee,beeeeeeeee entre hipos y sollozos, así que no se si me ha perdonado o me  mandaba a tomar viento.

Por fin me sentía casi, casi feliz en un lugar, la gente siempre sonreía sin necesidad de botox, los esmaltes son holográficos y gratis, la música es suave y se respira aire puro (aquí la caca de cabra no huele...) pero me faltaba algo...y desgraciadamente se confirmó algo que siempre me habían dicho sobre el cielo...





En un descanso de las clases de lanzamiento de rayitos de sol sobre aguas cristalinas, le eche el ojo a un morenazo que me sonreía desde el otro de la nube. Y como bien sabes, querido blog, a quien le echo el ojo, se la cojo. Pasé horas y horas trotando entre gases celestiales, persiguiendo al efebo que lanzaba pétalos de jazmín y alhelís a mi paso, hasta que le alcancé con uno de mis famosos saltos (Bendita lucha libre, cuanto me has enseñado).

Pero mi alegría duró poco,querido blog, porque efectivamente...
Los ángeles no tienen sexo...

Y viendo que había intentado violarle, decidieron expulsarme del cielo. Uno de los recién llegados me acompañó hasta las puertas doradas. donde me explicó que hasta que se decidiera mi destino,estaría una temporada flotando en el limbo. El caso es que su cara me sonaba y mientras hablaba, caí en la cuenta de que tenía ante mi al presentador de la Gala Naranjada-Limonada.

- ¿Carlo?
- ¿Tarada?
Y mientras las puertas se cerraban tuve tiempo de gritarle: 
¡¡¡¡Tus niñas te mandan recuerdos!!!!

Ya te contaré, querido blog, hay un tío vestido de rojo que me hace señales desde abajo...



En memoria de nuestro Carlo, espéranos allá arriba para echarnos unas risas.


22 comentarios:

  1. Esq soy la primera en poner comentario?? ayss q ilusión por primera vez jajajaja
    Bueno como siempre, me troncho de risa con el diario de la tarada y no pasa nada si vas al infierno, he oído en otros blogs q se montan unas fiestas cojonudas ajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se yo...el rojo esta pasado de moda,pero algo haré,buajajajajja!!

      Eliminar
  2. Ay Taradita!!!Cuanto te echaba yo de menos!!Y la alegria que me has dado ( sin rencores ehhh??q a ver, que te hayas muerto no me mola. Ya echaba yo de menos una de estas historias tuyas para no dormir, que diga, pa no para de reir, jajajja. Un beso wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos me mola a mi...me estoy quemando el culo conforme bajo las escaleras...XD

      Eliminar
  3. Sonia sinceramente te lo digo, es una historia con la que me he reído, pero a parte de eso, lo que te quería decir sinceramente que me a parecido precioso, creo que es la mejor dedicatoria a un amigo que se le puede hacer.

    ( El otro día vi a mi amiga con la uñas pintadas de color pitufo me quede así O_O, me contesto, que pasa que con 40 tacos no puedo llevar las uñas así? Le dije si por mi si, a lo que me dijo, estoy harta de que las de curro me digan, ala a tu edad con ese esmalte, así que viva el esmalte azul pitufo!!)

    En el infierno se llevara el esmalte color azul pitufo?

    Sonia eres genial y no es peloteo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad no está en el dni!!! que viva ella y sus uñas pitufas!!!
      Y Carlo...no se me ocurre mejor manera de decirle hasta pronto...

      Eliminar
  4. Es el mejor homenaje que le podías hacer, estoy segura de que allá donde esté le habrás sacado una sonrisa.
    Desde aquí te mando muchos ánimos, y aunque nos conozcamos desde hace poco ya sabes donde tienes a la chiflada del twitter XD
    un besazo!!

    ResponderEliminar
  5. Como siempre magnifica!! Precioso recuerdo sin perder tu toque!! Espero que lo haya escuchado antes de cerrar la puerta y que desde un agujerito pueda ver que aunque parezca extraño sin conocer a una persona haya tante gente que lo haya sentido como si fuese de su propio entorno. Seguro que desde ahi nos vigila mejor y nos las tiene todas guardadas para la proxima gala!! Un beso wapa

    ResponderEliminar
  6. Ahhh y cuidadin con el señor de rojo que te llama desde abajo, que me han dicho que tiene el rabo muy laaargo ajjajja

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente, como tú no hay otra.

    Eres capaz de hacer que me ría y me ponga como un flan en segundos.

    ResponderEliminar
  8. Buen homenaje para Carlo, como siempre, sin perder el sentido del humor, como a él le hubiera gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pobrecica tarada! Ahí en el limbo... seguro que no hay centros comerciales! No conozco a Carlo, pero es un bonito homenaje. Esperemos que nos devuelvan a la Taradica pronto...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del centro comercial lo va a llevar muyyyy mal...mua!

      Eliminar
  10. Ains, Tarada, Tarada no tienes remedio =^.^=

    ResponderEliminar
  11. Preciosa dedicatoria / homenaje!!!! Espero que estés bien!

    A ver qué será de Tarada!!! jejejeje

    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Bueno esta entrada ya es antigua, asi q no se si veras seguirás leyendo los comentarios, en fin q te he nominado a un premio o tag no se como lo llamáis !!! q se q te gustan mucho jajajaj asi q ale pásate y así sabes de q va el royo
    http://shesawisbelleza.blogspot.com/

    ResponderEliminar