lunes, 14 de noviembre de 2011

Diario de una tarada. Capítulo 21.

Querido blog (dos puntos y aparte)
Ya he regresado de mi retiro forzoso limpiando matojillos en los Esteits...
¿Te puedes creer que Taylor Lautner me pusiera una orden de alejamiento? 
Yo que le prometí un asiento a mi lado para el viaje a Plutón...desagradecido...
De vuelta al hogar, no tenía ya negocios en mente, mi fracaso en la venta de Pashminas, debido a la escasa capacidad reproductiva de las cabras, me había dejado el ánimo por los suelos...y revisando el correo me encontré con esta invitación:


¡EN IBIZAAAAAAA!
No podía perdérmelo y ellos no podían tener un evento blogger en condiciones sin mi, obviamente...el problema era que acompañante llevar...
El Dr. House estaba de rodaje y no iba a llevarme una amiga, eso me restaría oportunidades de ligue y/o expansión de negocios...Así que decidí llevarme al mensajero que me trae los regalos de las empresas, que de tanto venir a casa ya es casi de la familia.
¡Hasta llave le he hecho!
Cogimos un avión en bussines y pusimos rumbo al evento, para la ocasión elegí este modelazo:


Al llegar a Ibiza y preguntar por el Fangtasia, la gente se ponía blancaaaaa y luego temblaba...Lo se, mi belleza sin parangón unida al hecho de que me invitaran a tal evento, los dejaba lelos. Cuando por fin conseguimos que un taxista nos llevara, eran casi las 23.00h, no pasaba nada ¡me encanta llegar tarde y que todos puedan disfrutar de mi entrada!
Pero fue entrar y acordarme de la familia de Memaquillo…porque allí estaba ella, encima de un pódium, contoneándose como la...bloggera que es...Eso sí, más blanca que nunca, con un cutis finííííííííííííísimo la muy...y con todos los pobres ignorantes de mi llegada, haciéndole corrillo.
Al verme, se bajó rápidamente de allí y vino a saludarme.
-¡¡¡¡Taradaaaaaa!!! Que placer más grande me provoca tu presencia esta noche
-¡Hijappp...digo, Memaquillooo! Cuanto tiempooooo, desde la Gala Naranjada-Limonada que no se sabía de ti...que fría estas jodía...
-Sí, digamos que he cambiado los super eventos cosméticos de Illamasqua y Givenchy por otras actividades, massss...nocturnas... ¿Quién es tu amigo?
Y tras decir esto, juraría que los ojos le pasaron de azules a rojos, pero debió ser un efecto óptico, las bombillas del Lidl, que no sacan mucha calidad. Decidí presentárselo, total, yo no me lo pensaba tirar, que lo aproveche otra.
Mis ojos ya se habían posado en un maromazo que desde la otra punta del Club, mientras me ponía ojillos tristes,  yo me ponía toda perra...
Dos palabrillas, que tengo un blog, que pertenezco a un grupazo espiritual y ya me lo estaba llevando para el hotel. Pero, querido Blog, no siempre salen las cosas como una las planea.
Al llegar a la habitación, le tiré sobre mis sábanas de hilo del Cairo (segunda tienda a la derecha, conforme entras en el Zoco) y le arranqué los vaqueros dispuesta a enseñarle lo bien que domino los idiomas, perooooo...se me congeló un empaste al metérmelo en la boca...y tuve que parar.
- Esto no me había pasado nunca, te lo juro, es que he dejado de usar el Sensodyne y mis dientes no son lo que eran...
-Tranquila...los míos tampoco son lo que eran...
Y como yo, cuando empiezo una cosa, la termino y más que nada, me hacía ilusión poner en mi blog las fotos del polvo (estoy viendo si Durex me ofrece patrocinio de una entrada) decidí ir al grano y dejarme de tonterías. Perooooooooooo...
¡Aquello estaba helado!
-¡¡¡Ni de coña!!! ¿Tú te das cuenta de lo que tienes debajo de los calzoncillos?¡Que me acaban de salir estalactitas en los pelillos de la trenza! ¡Qué noooooo!
-¿Qué? ¡No seas tan cobarde y ven a que te ponga mirando pa’ Cuenca!
Y en vista de que no atendía a razones y por mucho que se lo explicara, seguía empeñado en que ninguna se había quejado y no era para tanto...
LE METÍ UN CALIPPO POR EL CULO...
¿Lo entiendes ahora criaturilla?
Y muy digna recogí mis cosas y me fui a buscar a mi mensajero, al cual me encontré igual de blanco que todos los Ibizencos y con dos puntitos en el cuello...Mira que la gente se hace piercings en sitios raros...
Desde ese día que no quiero saber nada de Ibiza, no sé yo de donde le vendrá la fama, no me lo explico...y lo más curioso es que mi mensajero no ha vuelto a traerme los pedidos de día, ni me los entra en casa, dice que no puede pasar...y los ojos de vez en cuando se le ponen rojos...
Tengo que cambiar de marca de bombillas

16 comentarios:

  1. Cuanta vampira suelta, lo malo es que no siempre se conforman solo con chuparte la sangre.
    Ves como hay sitios que son para otras con menos...
    Tendras que explicarme mas cosas un poco extrañas como....algunas veces por los blogs veo cosas raras, aparecen cuando menos te lo esperas. No se que hacen alli, pero estar estan, las veo.jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Menudo chasco, tú que vas tan divina a Ibiza, y resulta que te acogen con frialdad manifiesta ¡así no se puede hacer una vida blogger en condiciones!

    Y ese mensajero, pídele las llaves, chiquilla, que si se ha retirado del mundo mensajeril ya no merece que forme parte de la family, que ya habrá otro que ocupe tan digno puesto.

    Besines.

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero solo las ves tu o más gente?
    Si solo las ves tu,aprovecha tu Don, eres una privilegiada. Si las ve más gente, cuéntaselo al mundo para sacarles de su ignorancia!

    ResponderEliminar
  4. Los paquetes aún los entrega, solo que los lanza desde la puerta, maleducado...

    ResponderEliminar
  5. En serio si este Diario llega a la Fnac tienes una venta XD
    PD: creo que el calippo debería ser de lima para curar las heridas... jajaja

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, estalactitas en los pelillos de la trenza y luego el Calippo jajaja. Pero Tarada, creo que has elegido al garuulo del pueblo, te lo digo yo que acompañé a Memaquillo. Deberías haberte ligado al que se hace la manicura, aunque en algo te doy la razón, Fangtasia es aburrido, a mí me rodearon una panda de naturistas radicales y no me callaban con que comiera remolachas porque tenía el hiero bajo. ¡ Hasta me prepararon un coctel de remolacha caliente que sabía ..puajjj. Desde entonces no puedo con la remolacha, Tarada, con eso está todo dicho.

    La próxima vez que veas a memaquillo salúdala de mi parte, que hace mucho que no la veo, dice que por el día debe dormir para no perder su belleza por trabajar de noche. La noto rara...¿ tú no ?

    ResponderEliminar
  7. jajajaja por favor, escribe una novela, eres buenísima!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Para las veces que te invitan a esos actos ya te podian recibir de una manera mas calurosa, hay que ver que frios, por dios.... A mas de uno le metia yo un calippo por el culo. A ver si aprenden...

    ResponderEliminar
  9. esto viene por la edicion vampire de essence verdad? xD
    todo pa quedarte sin mensajero vaya plan....


    besos pequeña!

    ResponderEliminar
  10. Me parto y me mondoooo!! Jaajajajajajaj el frigodedo tb sirve Sonia...

    Xxx

    ResponderEliminar
  11. jajajaajaj me encanta xD se deberin hacer series de tu blog! xD
    Besos! =)

    ResponderEliminar
  12. Os dejo solas y os liais a escribir!!! gracias a todas, me alegro de recuperar mi burrera innata!!!
    La entrada se inspira en mi Mapache que tiene ideas de bombero y en crepúsculo...mientras todas piensan en amor, yo me planteo como se zumba una a un vampiro sin que se le congele el toto....lo se,necesito ayuda...

    ResponderEliminar
  13. jajaj no si imaginacion no te falta señora!!! o es mucho tiempo libre??? XD

    ResponderEliminar
  14. jajajaja, me parto.... anda que con lo que me gustan a mi los calipos, me acordaré de tu entrada todos los veranos!!! Salu2!!

    ResponderEliminar
  15. ja,ja,ja mira que me he reido. Menos mal que el calippo no era de fresa =^.^=

    ResponderEliminar
  16. Holaaa!! Me paso rapido para contestar a lo que me preguntaste. Los esmaltes es la primera vez que me los mandan y fue una agencia de publicidad, me iban a mandar otros de la coleccion nueva pero nunca llegaron, no se que paso... Cualquier cosa ya me dices. Pero por lo que se ve, no he sido la unica en recibirlos.

    ResponderEliminar