miércoles, 9 de noviembre de 2011

Como cada día, a las 14.30h



Como cada día, de nuevo son las 14.30h y de nuevo estoy sentada en la misma esquina de la cafetería esperando que llegue la hora de entrar al trabajo, 15.30h...ya me repitieron demasiadas veces que cambie la combinación de transportes públicos para no perder así el tiempo, pero soy animal de costumbres...¿Para que cambiar?
Sms de mi marido: Llegaré tarde a la oficina, la reunión se está alargando, te quiero.

Animal de costumbres...nos parecemos tanto y somos tan diferentes...Alto,atractivo y triunfador, siempre con el traje impecable, la palabra exacta para cada ocasión...yo con mis vaqueros,mi coleta y sin maquillar...el sol y la luna nos llaman nuestros amigos, el matrimonio perfecto dicen otros...
Aquí llega mi café, con leche templada, en vaso grande y un sobre de azúcar. Y aquí llega mi camarero de cada día.
-Lamento llegar tarde, aquí tiene.

Y como cada día, la misma frase cuando deposita el pedido sobre mi mesa, para acto seguido desaparecer por la puerta de los empleados. Así día tras día, llueva o nieve, haga frío o las aceras se derritan por el sol. La misma frase, el mismo hombre, el mismo café. La verdad es que es el mejor de la ciudad...o será que nunca cambié para probar otros distintos, más costumbres...
Apuro las últimas gotas y mientras le contesto a mi amor, me dirijo a la oficina para otra tarde de papeleos y conferencias con el extranjero, doy gracias de que no sean con vídeo, no soportaría tener que maquillarme y repeinarme como las niñas de recepción, no va conmigo.
Otro día más de esta rutina que tanto adoro.
Inexplicablemente, el metro hoy me deja antes en mi destino...vaya, un cambio...creo que podré superarlo...
Ahí llega mi cafe...y de nuevo lamenta llegar tarde...ya que el día ha cambiado, cambiaré también yo...

-Disculpa...Cada día me dices lo mismo y en serio, no llegas tarde, tengo tiempo de sobra para tomarme el café, no llego tarde al trabajo ni mucho menos...

-No me refería al café- me dice mirando mi anillo- Me refiero a tu vida...
Muda, por una vez en mi vida,las palabras ya no brotan de mi boca como si de un torrente de lluvia se tratara. Mi móvil suena y ni siquiera lo miro, recojo mis cosas, me tomo el café hirviendo y salgo para la oficina. Las chicas de recepción me miran extrañadas y murmuran entre ellas. Yo solo quiero meterme entre mis papeles y que se termine el día pronto, necesito llegar a casa.

14.30h...14.30h...14.30h...14.30h...14.30h...Han pasado 5 días, 5 interminables días de tomarme el café sin levantar la vista de la mesa, leyendo las noticias en mi BB y escribiendo sms de amor a mi marido...y la misma frase día tras día...hasta que hoy ha cambiado, se rompió de nuevo mi rutina...

-Mírame a los ojos y dime que no quieres besarme...Lamento llegar tarde, aquí tienes-
Derramo el café sobre la mesa 
¿Qué parte de mi cerebro ordenó a mis manos temblar de ese modo?
Mi BB se estrella contra el suelo...
Mi camarero se aleja con una sonrisa en busca de una bayeta para limpiar mi estropicio y yo busco en el suelo donde ha ido a parar la tarjeta de memoria...
¡Genial! me puse de rodillas sobre el café...¡Mierda!
Corro al baño, ahora doy gracias al bendito Metro, podré limpiar la mancha y entrar decente, las niñas de recepción tendrán que freír a otra, siento joderos vuestro pasatiempo.
Mientras froto, se va haciendo cada vez más grande...perfecto, marrón sobre blanco, tal vez cree tendencia este año y todo...y mientras me empeñó en hacer desaparecer el fruto de mi torpeza, la  puerta del baño se abre y yo, como las niñas pequeñas que piensan que al cubrirse la cabeza con la manta, el fantasma desaparece, me niego a mirar atrás.

-Aunque cuentes hasta 10 mientras frotas,seguiré aquí. ¿Tan nerviosa te ponen las verdades?

No dejé que siguiera hablando, su boca se encontró con la mía, mientras sus manos peleaban con los botones de mi camisa. Mis manos recorrían su espalda, notando como al contacto de mis dedos, su piel se erizaba. Me levantó sin decir nada, sentándome en el lavabo y ese día me alegré de no haberme puesto mis queridos vaqueros. Me miraba a los ojos y me repetía una y otra vez "lamento haber llegado tan tarde" hasta que sentí como entraba en mi y sus manos apretaban mi trasero. Mordía mis labios y me embestía cada vez con más fuerza, creo que llegué a notar la sangre de su espalda bajo mis uñas, cuando ambos nos corrimos en un orgasmo que no recordaba haber sentido jamás.


Las 15.40h, mientras mi conferencia con Japón se retrasa, mi marido entra en mi oficina,y tras un beso en la mejilla, me dice:

-Lamento llegar tarde...

-Tranquilo...Tú...llegaste pronto...

19 comentarios:

  1. Lo escribiste tu?! Me refiero.. es una historia que escribiste o es hecho real? Es que me fascinas Sonia.. de verdad te lo digo.. las palabras sobran y solo puedo decir:
    FELICIDADES si es solo una historia
    FELICIDADES si lo has hecho y si viviste con toda la pasion que se puede vivir!


    XoxO

    Laura ♥ LMH

    ResponderEliminar
  2. Me ha encaaaaantado!!! La forma de escribir, rápida y dinamica, un poco cómica, y la historia realmente buena!!! mmmm, hasta creo que me he puesto un poco ...tontorrona, al final.
    Me encanta este género, para cuando tu primer libro??? Salu2!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué monos los conejos...es una foto tan entrañable. Me gusta que hables de animales, que en esta época los empiezan a abandonar y eso es un crimen.




    Empieza a escribir libros que la Sonrisa Vertical lleva tu nombre

    ResponderEliminar
  4. conejos..que propios para la escena del final y ese tu llegaste pronto! jajajaja no se xq pero yo me he ido x la parte malvada jajaja
    buenisimo!!! me ha encantando!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  5. El final me ha encantado, menudo guiño jajajajaja. Lo que me ha quedado de esta historia es: tú fuíste el afortunado, tú eres al que sonrió la fortuna para estar conmigo, pero no te despistes ni te malacostumbres, porque hay todo un mundo de posibilidades más allá de las rutinas y los día a día.
    También es un buen recordatorio para nuestras propias vidas, para levantar de vez en cuando nuestras cabezas, para abrir los ojos y darnos cuenta de todo lo que hay y de las sorpresas que nos pueden estar esperando.
    Me ha gustado, sí señora.
    Besines.

    ResponderEliminar
  6. No veas como he vivido tu relato, es la vida misma, lo que sucede....
    Más,massssss
    Una sección dedicada a la novela divertida pero totalmente creíble y educativa,jajaja. Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado muchísimo, Sonia. Escribe más!

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaaaaa,estoy avergonzadaaaaaaaaaaaaaaa....Esto ha sido un experimento y me salió por el lado que no esperaba,jajajaa!!!
    Eyy,de libro nada, a compraros todas el de Lola Bluu, buscando novio sin morir en el intento!
    Sub,cuando vi los conejitos pensé en ti...
    Minnieeeeeee, a ti no te digo nada,que las dos sabemos porque pensaste eso,jajajaja...
    Mirian,me has dejado O_O con todo lo que extraes de tan pocas letras,pero si...nunca se sabe!
    Ying-yang, quietaaaaaa que mis neuronas despues de esto dicen que se toman vacaciones!
    Gadi!!me alegro,jo,que verguenzaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  9. Laura!! tu comentario me pasó a Spam!! blogger de los *****...como le dije a Ying-yang por FB...una frase en concreto, me la dijeron a mi y reaccioné igual...¿cual? ahhhh,apuestas,jajajaa!

    ResponderEliminar
  10. Ja ja ja, yo ya te dije que me había encantado, por cierto, he descargado todas las fotos salvo la de los conejitos porque esa ya me la descargué hace justo unos días.

    Queremos una sección que compita con La tarada, una pestaña más, vengaaaa ;)

    Besitos de mapache :)

    ResponderEliminar
  11. Guau, chica! Menuda sorpresa! En fin, leo tu blog porque me encanta como escribes, pero no me esperaba esto! Vaya giro! Espero que se repita de vez en cuando... Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Que sorpresa!! Que sepas que tienes una prosa muy agil y directa. Da gustito leerla, en serio. La historia es buena, tanto si es real como inventada, de todas maneras está muy bien contada y da que pensar. Sé de alguien que escribió un libro (posiblemente con menos letras que la historia que has escrito tú) y el año pasado estuvo en la feria del libro.... jejeje (En serio, te lo juro). Espero que consideres la proposición de abrir una pestañita nueva, de hecho me encantaria seguir leyendote. Un besote.

    ResponderEliminar
  13. que entrada tan tierna! me encantan los perritos y los conejitos. tengo un montón de fotos de gatitos, te las puedo mandar si quieres, seguro que te gustan :D

    ResponderEliminar
  14. ¡Viva Soniaaaaa! La verdad es que la rutina aunque a veces nos resulte aburrida, siempre nos da confianza y cuando cambia algo te pones nerviosa o te alegra/destroza el día ;)

    Y qué monos los conejitosss <3

    ResponderEliminar
  15. sonia, me ha encantado, en serio te lo digo, tienes mucho talento.

    besitos guapa

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho tu texto!! Enhorabuena chica, tienes algo,aprovechalo^^
    Un saludo
    ;)

    ResponderEliminar
  17. Que suertuda que llevara falda ese día... jajaja

    ResponderEliminar
  18. La inspiración se te desbiorda por los poros, por lo que veo =^.^=

    ResponderEliminar